Imprimir

Abdellah Ben Barek en una entrevista exclusiva : "Fui el primero en entrenar a Jorge Valdano en España y en descubrir a Naybet"

Escrito por Rabie . Entrevistas

Compartir en Tuenti
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

1276827 570676392998150 930113920 o


Abdallah Ben Barek (2 de febrero de 1937) ,el primer 'Sin papeles' del fútbol español,jugó al fútbol con el rey heredero de Marruecos Hassan II y formó parte de la selección marroquí que jugó contra España en la fase clasificatoria del mundial de Chile 1962,una vida llena de anécdotas y curiosidades, les dejo descubrir algunas de ellas en esta entrevista:

 

- Para empezar, ¿cómo fueron sus inicios como futbolista?

- Bueno como todos los niños de aquella época, empecé a jugar al fútbol en las calles de Rabat, me incorporé al Club Stade Marocain desde una edad muy temprana y fue el único club marroquí en el que había jugado antes de recalar en el fútbol español. Fue en el año de la independencia de Marruecos (1956) cuando el Atlético de Tetuán se había incorporado a la federación marroquí después de ser refundado; jugábamos en su casa un partido de copa que ganamos 0-2, estaban ahí los directivos del Ceuta que me vieron jugar. Tras el partido entraron a los vestuarios a preguntarme si me interesaría jugar en el fútbol profesional en España .Con la edad que tenía no sabía con qué responderles, era muy joven y no sabía nada de España, entonces vino Viegas, nuestro capitán y portero en el Stade Marocain, quien me aconsejó a aceptar la oferta de los ceutíes. Me reuní con los directivos pero las condiciones que me ofrecieron no eran suficientes como para cumplir el sueño que tenía en aquel entonces, que era comprarles una casa a mis padres, por lo tanto decidí no aceptar la propuesta ceutí.

La siguiente semana habíamos jugado contra el FUS y ahí estuvieron los directivos del Granada vigilándome tras haber recibido buenos informes sobre mi actuación ante el Tetuán, me quisieron llevar para hacer las pruebas, pero lo gracioso del asunto es que no tenía ni pasaporte ni carné de identidad. Me trasladaron al aeropuerto de Tetuán dónde  había un vuelo hacia Granada, hablaron con la policía que me dejó pasar sin problema alguno. Llegué a Granada sin ningún tipo de documento y por eso me llaman el “primer sin papeles de la liga”. Llegué un lunes y el jueves jugué un partido de entrenamiento que fue suficiente para convencer a los técnicos del club granadino para ficharme.

 

 

 

 - ¿Cuánto le había costado al Granada tu traspaso?

 - Pagaron por mi 100.000 pesetas, me llevé 60.000 pesetas por fichar y 3000 pesetas como salario mensual.

 

- ¿De dónde viene lo del pajarito?

- Yo era muy delgadito y muy rápido, ahí en dónde estuviera la pelota me encantaba yo, decidido para llevarla, la picaba con gran habilidad y destreza y de ahí salió el mote del “Pajarito”.

 

 - Dirigió usted a varios clubes en España, ¿cuál fue su mejor etapa como técnico?

- A ver, después de retirarme tenía el sueño de entrenar a los dos equipos en los que había jugado en primera que son el Granada y el Málaga, un sueño que llegué a cumplir y entrené a ambos clubes, pero mi etapa en el Alavés ha sido muy especial sobre todo que he sido yo el primer entrenador de Jorge Valdano en España cuando llegó muy joven al Alavés. Me quedo también con buenos recuerdos de mi paso por los banquillos del Córdoba, Xerez, UD Melilla…

 

 

 

- Ha estado usted hace unas semanas con el Málaga en Casablanca en el amistoso ante el WAC, ¿Cómo ha vivido usted el encuentro con el ambiente que había y qué sentimientos tenía siendo malaguista y enfrentándose a un club de su tierra?

- Bueno el ambiente en los grandes partidos en Marruecos lo he vivido como jugador y entrenador y lo conozco muy bien.Casablanca es la capital del fútbol en nuestro país, con dos grandes clubes como el Wydad y el Raja, con gran público que siempre está ahí presente en las grandes citas animando y empujando a su equipo hacia la victoria, un público que ha visto en acción a grandes jugadores en los distintos estadios de Casablanca. Estoy muy contento de volver a ver y vivir este ambiente.

La verdad es que he tenido sentimientos de satisfacción y alegría estando con mi club y en mi país, ha sido un partido amistoso entre amigos del que sólo había que disfrutar.

 

- ¿Usted es Rajawi o Wydadi?

- Ahora mismo soy malaguista.

 

- ¿No tiene usted ningún favorito en Marruecos?

A mí me gustan todos nuestros clubes, pero desde luego el club al que más cariño le tengo es el Stade Marocain, pero a día de hoy tengo buenas relaciones casi con todos Raja,Wydad,Fus,Far,Tetuán...

 

- Se han jugado varios amistosos entre clubes marroquíes y españoles esta pretemporada, ¿en qué beneficiaría este tipo de enfrentamientos a nuestros clubes?

- Cuando yo era director técnico de la federación marroquí de fútbol en los años 80',he intentado que tanto la selección como los equipos jueguen siempre que les sea posible partidos amistosos contra clubes y selecciones europeas. Mi objetivo era que nuestros jugadores, que en su mayoría eran amateurs, aprendan de los profesionales y obtengan experiencia internacional, y creo que los equipos que están teniendo contacto con los clubes españoles lo están haciendo muy bien, así podrán aprender de un fútbol de otro ritmo y de otra manera de jugar.

 

- Tiene usted un gran historial en el fútbol español tanto como jugador como entrenador, creemos aquí que el fútbol marroquí no se ha beneficiado de la experiencia que ha obtenido usted durante años en España. ¿A qué se debe esto?

- Bueno son cosas del fútbol, en los años 80' me llamó el difunto rey Hassan II QEPD y vine con un proyecto con el que pretendía formar jugadores desde la base, y fue entonces cuando presenté la operación 1000 jugadores de la que salieron nombres que han dado mucho al fútbol marroquí como Naybet,Tahar Lakhlej, etc. Lo que pasó es que llegó un momento en el que los responsables de la federación dejaron de interesarse por el proyecto y darle la importancia y la dedicación que yo quería, al ver de que no se podía sacar fruto de mi trabajo decidí que lo mejor para todos era dejarlo.

 

- Han pasado más de 25 años desde que ha dejado usted su cargo como director técnico en la Federación Marroquí de Fútbol, ¿ no ha vuelto a ser contactado  por ningún responsable de la federación para que vuelva a al fútbol marroquí como seleccionador o como director técnico?

- No en absoluto, pero sigo teniendo buenos contactos y buena amistad con la gente de la federación por los años que he pasado como director técnico, han sido años de buen trabajo y de respeto mutuo hasta que se rompió el proyecto y se fijaron en otras personas que tenían otras ideas. Es verdad que me he marchado con mal sabor de boca por no haber podido finalizar mi trabajo, pero aun así he intentado mantener buena relación con todo el mundo.

 

- ¿Cree que a sus 76 años ya no hay posibilidad ninguna de poder volver a trabajar aquí y poner sus conocimientos a disposición del fútbol marroquí?

- Sinceramente lo veo difícil, cuando vine a Málaga me llamó la diputación de Málaga para trabajar con ellos en el fútbol base de Málaga y provincia, he estado con ellos casi 7 años hasta que me llamó nuevamente el Málaga CF en el que llevo también otros 7 años como coordinador del fútbol base, estoy muy feliza quí sobre todo ahora que el club me ha concedido otra misión que es la del consejero del primer equipo y la verdad que me encuentro muy a gusto aquí.

 

- ¿Hasta cuándo seguirá usted vinculado al mundo del fútbol?

- Yo diría que hasta el último día de mi vida, me moriré en algún campo...

 

- La selección marroquí lleva muchos años con malos resultados a pesar de contar con buenos jugadores. Desde el año 1998 no vamos a ningún mundial de fútbol.¿ Qué es lo que está fallando?

- Lo que está fallando es la formación, lo que hay que hacer es formar jugadores nacidos en Marruecos e ir alimentando la selección con jugadores que estén en el fútbol europeo, pero que sean mejores a los que hay en el país, si no son superiores es preferible contar con los que han crecido en Marruecos porque creo que sienten más los colores y sienten más la necesidad del pueblo y del público. Para nada estoy en contra de los binacionales, ellos también son marroquíes y entre ellos hay muy buenos jugadores, pero los sentimientos de uno que nació en el país suelen ser más fuertes, de hecho las 4 participaciones que hemos tenido en los mundiales de fútbol han sido jugadores locales que han luchado y han sudado la camiseta para llegar al mundial, y esto lo dice todo.

  

- ¿Quién cree usted que fue el mejor jugador marroquí de la historia?

- A lo largo de la historia el fútbol marroquí ha contado con muy buenos jugadores, está,Abderrahman Belmahjoub,Hassan Akesbi ,etc . No puedo nombrarlos a todos, pero el mejor sin duda es la perla negra Larbi Ben Barek.

 

- ¿Cuéntenos cómo era su relación con Larbi Ben Barek?

- Yo creo que si no fuese por Larbi Ben Barek nunca habría jugado en España, ha sido él quien convenció a mi padre para que me dejara viajar a España, me acuerdo cuando vino a nuestra casa en el 1956; era un gran acontecimiento para toda la familia ver al gran Larbi Ben Barek entre nosotros. He aprendido mucho de él tanto en lo humano como en lo deportivo, nuestra relación fue muy buena y hemos estado en contacto hasta que falleció el pobre a principios de los 90’.

 

- Usted formó parte de aquella selección que en 1961 se enfrentó a España en la última fase clasificatoria para el mundial de Chile 1962. ¿Qué recuerdos le quedan de aquellos dos partidos?

- La vedad es que guardo buenos recuerdos, teníamos una gran selección con unos jugadores de enorme calidad, se lo hemos puesto muy difícil a España, nos ganaron en Casablanca 0-1 con gol de Del Sol que era jugador del Real Madrid, habíamos jugado un partidazo y no merecíamos la derrota. La experiencia de los jugadores españoles decidió el encuentro. Luego en el partido de vuelta en el Chamartín perdimos 2-3, marqué yo un golazo y el otro fue obra de Ryahi, en ese partido no pudimos contar con los servicios de Hassan Akesbi, ya que en aquella época no existía esa ley de la FIFA que protegía a las selecciones ante la negativa de los clubes en ceder  a sus jugadores internacionales en las fechas oficiales de la FIFA; quizá si el Stade Reims le hubiera dejado venir a jugar aquel partido, el resultado podría haber sido otro.

Tras volver a Málaga me encontré con la prensa hablando del gol, y la afición malaguista reprochándome –con cariño- el hecho de haberle marcado un gol a España, y pidiéndome hacer lo mismo con la camiseta del Málaga. La semana siguiente jugamos un partido importantísimo contra el Levante, y estando lesionado metí un gol similar al que le marqué a España, la gracia fue que le oculté la al míster para que pudiese jugar y así evitar a que me descontaran algo del salario. Tras el gol me dirigí al banquillo para informarle de que estaba lesionado, en vez de cambiarme me mandaron jugar en la delantera y tuve que terminar el partido cojeando aunque esto no me impidió marcar el segundo gol en los últimos minutos. 

 

- Un último mensaje a los aficionados

- Les pido más paciencia y que apoyen a la selección y al trabajo que desempeñan los entrenadores. También espero que la federación encuentre a los hombres adecuados que puedan dirigir al buen arsenal de jugadores que tenemos.

 

 

Como jugador

 

 

 

 

Como entrenador

 

 

 

Download from BIGTheme.net free full premium templates