Imprimir

Casablanca, el club que abandona un campeonato por racismo

Escrito por Rabie . Italia

 

Captura del diario "La Gazzetta Dello Sport" de Italia que informa sobre el hecho. (Foto: Captura Web)

Un equipo de marroquíes que juega en el norte de Italia ha decidido no presentarse a los partidos por los continuos insultos

El Casablanca, un equipo de fútbol sala formado por jugadores marroquíes que juegan en una liga de aficionados de Forlì, en el norte de Italiano saldrá al campo este fin de semana porque los continuos insultos racistas que sufren les han empujado a retirarse del campeonato.

La historia de Rachid, Faruk, Rauf y otros tantos amigos marroquíes, desde hace años trabajadores en Italia, y de sus ganas de jugar al fútbol truncadas por los continuos insultos es hoy portada de los periódicos del país.

"El equipo de inmigrantes que se para por el racismo", se lee en la portada del diario "La Repubblica", que publica una foto de la formación del equipo antes de un encuentro.

El Casablanca se ha convertido en una de las víctimas del racismo que se extiende cada fin de semana también por los campos de la Serie A, la primera división de fútbol, a pesar de las multas y los fondos de los estadios cerrados.

LA GOTA QUE DERRAMÓ EL VASO
El equipo formado por inmigrantes marroquíes comenzó a jugar hace doce años en la liga de fútbol a cinco que la asociación Unión Italiana de Deporte para todos (USIP) organiza en casi todas las provincias italianas, pero el episodio del pasado sábado, el último de tantos, hizo tomar la decisión al equipo de no volver a jugar.

"Vuelvan a casa. Marroquíes de mierda", se oyó gritar a uno de los jugadores del Club Juventinità de Forlimpopoli.

Entonces, el árbitro reunió a los capitanes de ambos equipos para calmar las aguas y el encuentro continuó hasta que otro de los jugadores, Khalid, recibió un codazo durante una acción y mientras protestaba al colegiado desde las gradas se oyó: "Son animales".

El Juventinità niega las acusaciones de racismo, asegura que nadie dijo nada y explica que también entre sus filas hay extranjeros, pero el entrenador del Casablanca, Rauf, aseguró: "Nosotros sí lo hemos oído, y lo oímos cada domingo".

El encuentro terminó 3-0 para el equipo de marroquíes y en el acta arbitral del partido ni una palabra de los insultos.

"Por desgracia cada fin de semana es igual. No podemos más.Hemos denunciado a la UISP el nombre del jugador que nos insultó, pero creemos que ha llegado el momento de hacer un gesto más fuerte. Así que ya no jugaremos más", explica a "La Gazzetta dello Sport" Rachid Hansal, de 41 años, con un pasado de jugador en la primera división de Marruecos y ahora capitán del Casablanca.

¿VOLVERÁN A JUGAR?

La UISP, nacida para promover los valores del deporte, haexpresado solidaridad al equipo y ha proclamado la suspensión momentánea del campeonato de fútbol sala en Forli hasta que se aclaren las cosas.

También el alcalde de la ciudad de Forli, Roberto Balzani, ha convocado para hoy un encuentro con todos los equipos que forman el campeonato para hablar de racismo y entregar al Casablanca "el símbolo de la ciudad como señal de amistad de toda la comunidad".

La asociación deportiva también entregará a los jugadores del Casablanca una camiseta representativa de los Mundiales Antiracistas que se organizan desde hace 18 años en la región de Emilia Romagna, a la que pertenece Forli.

Gestos y actos que se espera hagan mella entre los jugadores de los equipos de este campeonato, pero sobre todo entre los espectadores, y que hagan cambiar de idea a los futbolistas del Casablanca.

"Si no jugamos, ¿yo qué hago los domingos por la mañana?", se pregunta Abdelghani, que como muchos italianos espera con ansias que llegue el domingo para el partidillo con sus compañeros.

"Yo creo que tenemos que volver a jugar para dar ejemplo. Balotelli, Eto'o y Thuram nunca se han rendido", añade el joven centrocampista en declaraciones al diario "La Repubblica"

El Casablanca decidirá hoy tras reunirse en el ayuntamiento, pero todos esperan que salgan al campo porque el "racismo se derrota en el campo", asegura Abdelghani.

Más artículos...