Nostalgia

Imprimir

Hassan Fadil,un rebelde en La Palma

Escrito por Rabie . Nostalgia

Compartir en Tuenti
Compartir en Facebook
Compartir en Twitter

 

La temporada 1984/1985 había resultado un fracaso total y Miquel Contestí no era una persona que se conformaba con tan poco. Una vez terminada la temporada se puso en seguida manos a la obra para confeccionar una plantilla mucho más competitiva para buscar por segundo año consecutivo el ascenso a Primera División. Para ello planificó una serie de amistosos de final de temporada al objeto de probar jugadores de cara a la confección de la plantilla del curso siguiente, una plantilla que había sufrido la baja de doce de sus efectivos. En uno de esos amistosos celebrado en el Lluís Sitjar contra el Murense estuvieron a prueba dos jóvenes y desconocidos futbolistas, ambos de 22 años, uno procedente de la Tercera División de Murcia llamado Fernando Martínez y más conocido como "Puskas" y otro, un marroquí de pelo a lo afro nacido el 3 de febrero de 1963 en Fez de 179 cm y75 kg. O sea, nuestro personaje de hoy: Hassan Faddil, jugador tan genial como polémico.

Hassan Faddil fue el primer jugador africano de la historia del Mallorca y, junto a Enrique Magdaleno y Mikka Lipponen formaba uno de los tripletes ofensivos más valorados de la Segunda División de la temporada 1985/1986. Formado en el equipo marroquí del Raja de Beni Mellal con 20 años hizo las maletas hacia Francia para jugar dos temporadas en el Valenciennes de la Ligue 2. Allí en su segunda temporada anotó 15 goles y llamó la atención del Presidente del Mallorca. Porque Hassan Faddil fue un fichaje y apuesta personal de Miquel Contestí. Firmó un contrato por tres temporadas con el Mallorca y, al principio la afición receló enormemente de ese extraño jugador. Sin embargo desde los primeros partidos de liga se ganó el calor y la aprobación de la parroquia del Lluís Sitjar. Tanto ardor ponía en cada partido, más que partidos batallas según su modo de enfrentarlos, que raro era el día que se escapaba sin una tarjeta. Tan es así que, en su segundo partido en España, en casa frente al Sabadell, ya fue expulsado. Esa primera temporadas suya en el Mallorca se saldó con 35 partidos jugados y 6 goles marcados. En 2773 minutos acumuló 10 tarjetas amarillas y 1 tarjeta roja. Como buen jugador que se precie a su llegada Hassan anunció que él no era ningún desconocido, pues era titular fijo en la selección de Marruecos, cosa que no era precisamente así, pues al Mundial de México 1986 no fue ni convocado. Con Benito Joanet el marroquí entraba y salía de la alineación titular y no fue hasta la llegada de Serra Ferrer cuando se hizo con el puesto de delantero titular junto a Magdaleno. Esa primera temporada acabó en éxito y en el famoso ascenso de Logroño. La temporada siguiente sería la de su debut en la Primera División Española, en esa temporada, la 86/87 (más conocida como la del "play off") disputó 35 partidos y anotó 5 goles. Sus números disciplinarios son más concluyentes pues acumuló 10 tarjetas amarillas y 2 rojas en 2516 minutos jugados. Aunque para algunos partidos Serra Ferrer prefería la velocidad de TrobianiHassan acabó siendo uno de los extranjeros más destacados de esa Primera División. El 18 de octubre fue expulsado en el Bernabéu (en un partido que acabó con derrota mallorquinista por 3-0) en el minuto 57 por doble tarjeta amarilla y, al acabar el partido declaró que "el árbitro (Pérez Sánchez) nos trató como animales mientras que con los madridistas hablaba como un amigo". Ese era su sino: siempre polémico e imposible de callar. También en otro partido de esa temporada, el disputado en San Mamés, amenazó de muerte a los jugadores del Athletic y el Mallorca decidió abrirle un expediente interno antes que el Comité de Competición entrara de oficio en el tema. El Mallorca es finalmente sexto clasificado, en la mejor temporada de la historia hasta el momento. A finales de esa segunda temporada en el Mallorca, con un año de contrato todavía, suena para el Sevilla y pide "aumento de sueldo" para quedarse en el Mallorca. Unos meses más tarde, en plena pretemporada de la temporada 87/88 suena también como futuro jugador del Zaragoza pero él dice que "no me quiero ir del Mallorca". Esa temporada todo va a salir torcido en el Mallorca. El equipo entra rápidamente en posiciones de descenso y el ambiente poco a poco va enrareciéndose en el vestuario. El Mallorca se ha hecho durante el verano de 1987 con los servicios del extremo nacido en Guinea Álvaro Cervera, jugador que actúa en la misma posición que Hassan Faddil y eso no gusta al marroquí y convierte el vestuario mallorquinista en un polvorín.

 

La tormenta definitiva estalla tras el partido del 24 de enero de 1988 contra el Valencia (derrota 2-3) en que es expulsado y se le abre un expediente disciplinario. Tras el partido Contestí se quejaba amargamente "si prescindimos de Hassan, malo; si marca un gol, le aplaudirán a él, y si lo hace mal, el culpable seré yo" y exponía públicamente que entraba en sus planes renovarle "¿Renovarle? si ya no lo hice antes, por algo será". Muy conocidos fueron sus enfrentamentos dialécticos con Miguel Bernal, por ejemplo tras ese partido, en el que quedó claro que había un brecha enorme en el vestuario al declarar el madrileño sin tapujos que "suerte ha tenido de no estar en el vestuario al final del encuentro, porque no sé qué le hubiera podido llegar a decir. Ha jugado con nuestro dinero y con la afición. Y lo que es peor, no es la primera vez que lo hace".

 

Finalmente el 19 de abril de 1988 es apartado del equipo y se le abre un expediente por su reiterada indisciplina. Se le acusa de mala conducta en los entrenos, llevar una vida "disipada", enfrentamientos con varios integrantes de la plantilla y actitud pasota ante la grave situación deportiva del club. Al parecer el Mallorca quería deshacerse de él para fichar a otro extranjero, pero el plazo para nuevas fichas había acabado el 13 de abril . Hassan, tras conocer la noticia de su expediente, se despachó a gusto: "yo pensaba que el Mallorca, en este aspecto, era un club más serio, pero veo que no" y en una entrevista aseguró con ese punto de chulería que le caracterizaba que "veo mal al Mallorca. El Mallorca descenderá a Segunda División si no cuentan conmigo. Y esto lo dicen mis compañeros". No se equivocaba. El Mallorca acabó descendiendo en la fatídica promoción frente al Oviedo. En su última temporada en el club disputó 23 partidos anotando 6 goles; vio 5 tarjetas amarillas y 1 roja en los 1783 minutos que jugó. El cambio de técnico, Lucien Muller por Serra Ferrer fue definitivo para su adiós al Mallorca.

 

Después de abandonar el Mallorca jugó dos temporadas en el Málaga de las tres que tenía firmadas, con el que había firmado un precontrato antes de finalizar su última temporada en el equipo bermellón. En el verano de 1989 se rumoreó una posible vuelta del marroquí al Mallorca "si me llaman regreso inmediatamente, esa es mi casa". Finalmente no se concretó su vuelta, así que Hassan partió rumbo a Portugal para jugar en el Famaliçao, donde se le pierde el rastro. Justo antes de marchar a Portugal dejó su última perla "(con el Mallorca) Subimos a Primera División, pero las lesiones y el racismo me han impedido demostrar que puedo dar más".
 

Download from BIGTheme.net free full premium templates