Marruecos se despide con enseñanzas
 

“Esto es fútbol, ¿no?” fue la frase que el capitán de Marruecos Nabil Jaadi repitió en el epílogo de cada respuesta que dio luego de la derrota de su selección ante Costa de Marfil por los octavos de final de la Copa Mundial de la FIFA EAU 2013. Con esa expresión, el goleador intentó explicar, con un atisbo de resignación, por qué su equipo no pudo ganar y también las enseñanzas que dejó la primera participación marroquí en la categoría.

 

Jaadi es consciente de que los Leones del Atlas no tuvieron el mejor partido en el certamen ante los marfileños. Marruecos había llegado a esta instancia con muy buena andadura, luego de sus contundentes triunfos ante Croacia y Panamá y su igualdad ante el duro Uzbekistán. “Fue una batalla por el medio campo y no estuvimos bien en los primeros 30 minutos. Nos sorprendió mucho el primer gol tan rápido, tuvimos que cambiar todo lo que habíamos planeado y nos pareció injusto que se diera así además”, comenta a FIFA.com.

 

Pero de inmediato da sus primeras conclusiones sobre el torneo: “Jugar una fase de grupos es muy interesante, porque puedes empatar o perder y sin embargo clasificar a la siguiente ronda. Jugamos ante Panamá, Uzbekistán y Croacia en esa primera parte, todos equipos con diferente manera de jugar, estilos completamente distintos, que nos hicieron esforzar y plantear los partidos con inteligencia. Ante Costa de Marfil fue muy complicado, es la segunda vez que perdemos contra ellos y no le pudimos encontrar la vuelta. Pero ahora estamos preparados para jugar partidos más difíciles y en un grado mayor de competencia”.

 

El delantero del RSC Anderlecht de Bélgica, que mide 1,75 metro y se destaca por su velocidad y su buen dominio de balón, reconoce cuán dura es la derrota en el mano a mano de la fase de eliminación directa. “Perder en la segunda ronda es muy duro, muy difícil de digerir, todavía no lo puedo creer y me genera mucho dolor, pero sé que en poco tiempo veremos todas las cosas que aprendimos y que nos ayudarán a ser mejores jugadores y personas en el futuro”.

 

El futuro es hoy


Nabil tuvo un párrafo aparte al hecho de jugar un certamen internacional, con mucho público y televisación para todo el mundo. “No estamos acostumbrados a jugar de esta manera, con mucha gente en el estadio y sabiendo que se está televisando en directo a todas partes. Este torneo nos ayudó a manejar esa presión y a aprender a jugar así. Igual, acá en Fujairah nos sentimos como en casa, porque el apoyo de nuestra gente fue impresionante”.

 

Emiratos Arabes Unidos 2013 terminó para Marruecos y aunque ni siquiera hizo las maletas para regresar a su país, el capitán ya está pensando en lo que se viene: “Todo esto nos demostró que somos fuertes y competitivos. Sabíamos que no iba a ser fácil pero tuvimos grandes actuaciones y nos fortalecimos como grupo. A partir de hoy, ya estamos pensando en la siguiente etapa, que es jugar otro Mundial, pero con la selección Sub-20”.

 

Y no sólo planifica su futuro en la selección nacional, sino que se permite imaginar el suyo. "Estoy progresando de a poco, soy un jugador que trata de aprender en todo momento. Por eso digo que venir acá me va a ayudar mucho, porque ahora debo volver a mi club y utilizar toda esta experiencia para ponerla en beneficio del equipo. Mi ilusiones son muchas, quiero jugar muchos partidos en la Primera División, marcar goles y conseguir títulos. Pero sé que eso no llega solo, llega con esfuerzo y sacrificio" afirma Jaadi, quien concluye: "¿esto es fútbol, no?".

 

www.fifa.com